Reunión de escritoras en Mont Marçal 2016

Nosotras no queremos asaltar los cielos, queremos que se derrumben.

“Las mujeres buenas saben cuales son sus límites.

Un postre literario y motivador.

Las inteligentes saben que no los tienen”

 

Con esta frase en una deliciosa tarta con forma de libro, nuestra anfitriona Blanca Sancho, consejera delegada de Bodegas Mont Marçal puso el colofón dulce a una singular velada entre escritoras.

A instancia de Blanca Sancho, nos juntamos, el 17 de diciembre de 2016, trece —sí trece y fue una gran suerte— mujeres escritoras y relacionadas con el mundo editorial:lv_20130820_lv_fotos_d_54378666019-992x558lavanguardia-web

  • Blanca Sancho, consejera delegada de Bodegas Mont Marçal. Una mujer pionera en el mundo del vino, sector bastante cerrado, hasta hoy, a las empresarias femeninas.

    Foto de familia. Escritoras reunidas brindando con Mont Marçal.

    Foto de familia. Escritoras reunidas brindando con Mont Marçal.

  • Blanca Rosa Roca, directora de Roca Editorial, Silvia Fernández, responsable de comunicación en Roca Editorial.
  • Isabel Martí, directora de la agencia literaria IMC.
  • Hortènsia Galí, periodista y directora de la Fundación Jordi Sierra i Fabra.
  • Antònia Cortijos, presidenta del Patronato de la Fundació Sierra i Fabra, pintora, ilustradora y escritora.
  • Neus Arqués, escritora.
  • Angels Alonso, abogada y escritora.
  • Gloria Brito, responsable de comunicación de Mont Marçal.
  • Verónica Fabra, escritora.
  • Y las tres actuales ganadoras del premio internacional de narrativa Marta de Mont Marçal: Berta Tabor, 2014, Laura Garzón, 2015  y Blanca Bravo, 2016

Blanca Bravo, Laura Garzón y Berta Tabor con Blanca Sancho, creadora del premio internacional de narrativa Marta de Mont Marçal

Que Blanca Sancho sea la promotora de un premio literario “creado por mujeres para mujeres”, un estilo de galardón que tan poquito se prodiga en España, como es el Marta de Mont Marçal, y que además escoja como lema de la reunión esta “inteligente” sentencia, atribuida a Marilyn Monroe, mujerinteligente-frase-marilyn-jpg3_icono femenino cinematográfico por excelencia de  los años cincuenta considerada como la típica rubia buenísima pero tonta, da una idea de la que se lió y lo que disfrutamos.

En la velada hubo risas, una visita guiada por el mundo del cava:

Bodegas Mont Marçal

Bodegas Mont Marçal

—¿Sabéis que nunca jamás se debe tumbar una botella de cava porque puede estropearse? ¿Qué los cavas no envejecen como los vinos?, mejor te lo bebes y lo disfrutas por muy caro que haya costado (los vinos también, la despensa de casa no reúne las condiciones idóneas para conservarlos)—.

Buena comida regada con excelente  Mont Marçal, que entra como si nada, sin dejar mal recuerdo a la mañana siguiente. Doy fe, perdí la cuenta de las veces que me llenaron la copa.

Y sobre todo hubo charla, disertación y complicidad.

Por supuesto se habló de literatura y de libros, pero también de temas que nos afectan como profesionales y como féminas: la discriminación que se aplica a la literatura escrita por mujeres, la igualdad, el maltrato, el tratamiento de la condición femenina por parte de las propias autoras… en fin, que arreglamos medio mundo y desmontamos al otro medio, sin acritud.

De charleta en la mesa

De charleta en la mesa

Propuestas así: una reunión informal de mujeres que no se ponen límites, fomenta la solidaridad femenina y  permite discutir sobre temas tan importantes para nuestro género;  e iniciativas, aparentemente tan poco relevantes como el Marta de Mont Marçal, un premio literario por y para mujeres,  son gestos a imitar.

Acciones que no pretenden asaltar el cielo, pero si pueden, a base de reproducirse, ir derrumbando poco a poco esa parcela idílica de poder que se ha creado la mitad de la humanidad en detrimento de la otra mitad.

libro-vida-01Porque la escritura es la base de toda cultura. El germen de la educación y la propagadora de la historia. En los libros y en la lectura está la fórmula para moldear conciencias.

“Es una verdad universalmente aceptada” No descubrimos nada nuevo con ello.

Lo que me gustaría creer es que la escritura de las mujeres, nuestras novelas, nuestros cuentos, pueden abrir límites en la mente de muchas otras mujeres y hombres (sí, afortunadamente cada día más hombre) que nos lean.

Felices fiestas y mejor año 2017.

Deja un comentario