Te regalaré el mundo. Una novela que me ha sorprendido.

¿Puede la pasión por crear convertirse en la obsesión de tu vida? ¿Y puede esa obsesión crear la vida?

Te regalaré el mundo

Marta Fernández

DATOS DEL LIBRO

Nº de páginas: 400 págs.

Encuadernación: Tapa blanda

Editorial: S.L.U. ESPASA LIBROS 2014

Narrativa contemporánea

“Siempre he creído que los libros nos eligen, como nos eligen los amigos”, reflexiona Leo, el protagonista de Te regalaré el mundo.

Realmente a mí este libro me ha elegido porque comencé a leerlo por el título y la sinopsis de la editorial:

 “No elegimos a nuestros padres, ni lo que nos gusta, ni aquello para lo que somos buenos. No elegimos de quién nos enamoramos…ni a nuestros enemigos. Ni elegimos nuestros talentos, ni nuestras debilidades. Por no elegir, no elegimos ni nuestros pecados. Ni el país en el que nacemos, ni el nombre por el que nos llamarán todos esos a los que queremos y a los que tampoco elegimos.

La vida nos elige. Y a veces, ni eso. 

Esta es la historia de un hombre que tendrá que inventarse un mundo para conjurar su dolor.

Y de otro que ofrecerá su dolor a cambio de inventar un mundo nuevo.

De un padre huérfano y de un hijo perdido.”

Y ninguna de las dos cosas, ni siquiera  la portada, tiene que ver con lo que yo me he encontrado en este libro.

Una novela que me ha fascinado.

Dos historia paralelas y muy distantes en el tiempo, que aparentemente nada tienen que ver, salvo que el protagonista de la que sucede ahora, Leo, es el autor de la que discurre en el siglo XVIII. Y que sin embargo son una misma historia. Son la historia de la pasión por crear y por recuperar lo perdido. Rossum, el inventor que acompaña a Bárbara de Braganza en su reclusión en el Buen Retiro, se obsesiona con crear una vida eterna, Leo por escribir la novela que late en su cabeza. Rossum ha perdido una hija, Leo ha perdido un padre.

metropolis_1_3Eso nos está contando la magnífica prosa de Marta Fernández desde el principio, que son la misma historia. Y el lector no toma conciencia de ello hasta las últimas líneas, hasta que en un giro inesperado la novela se convierte en una historia de ciencia ficción postmoderna.

Sí, el libro me eligió y me entusiasmó desde las primeras páginas para no soltarme hasta el final y dejarme con la boca abierta.

Yo no suelo elegir novelas publicadas por celebrities ni por caras televisivas, por mucho éxito de ventas que tengan sus libros. De sobra sé todo el trabajo de marketing que tienen detrás. Más o menos cuando iba por la página veintitantos me intereso por la autora y resulta que es una periodista y presentadora de Cuatro. Primera sorpresa, porque yo apenas veo la televisión y no estoy al tanto de sus estrellas.

Busco reseñas y críticas y tampoco encuentro muchas, ni ninguna referencia sobre que haya sido un best seller; segunda sorpresa: una novela escrita por una presentadora de televisión, editada por el Grupo Planeta y que pasa casi desapercibida (la novela está editada en 2014).

Y la sorpresa definitiva: esta autora-lectora sabe escribir y lo hace muy bien. Con una prosa deliciosa en la que incluye referencias constantes a citas literarias excepcionales. Marta Fernández te mantiene en vilo en una historia que no tiene nada de thriller, ni siquiera del tan traído y llevado “domestic noir” que se lleva ahora y todo el mundo dice escribir. Te hace vivir la angustia de Rossum por su perdida, y el desasosiego y la necesidad de Leo de encontrarse a sí mismo en el padre perdido.

Pero como ya he dicho la gran sorpresa es el final. Os dejo mi opinión como lectora y os invito a sorprenderos por vosotros mismos leyendo esta novela y descubriendo lo que puede hacer un padre por su hijo.